miércoles, 5 de octubre de 2016

POEMA DE LA SALVACIÓN

Dejando a la pareja en el paraíso,
dijo les que no tomaran del fruto vano,
y haciendo al consejo caso omiso,
cogieron y tomaron del fruto vano.



Y el generoso Dios montado en ira,
les saco por siempre del Edén,
y ahora de dolor el hombre suspira,
y los santos sufrir al hombre ven.



Y por no dar a la humanidad por perdida,
para dar fe al que volver al paraíso espera,
haciéndose hombre por el hombre dio la vida,
derramando la roja sangre en una cruz de madera.




No hay comentarios:

Publicar un comentario